Método SHEC Embarazo - Espacio Fontanales

Método SHEC Embarazo

EN QUÉ TE PUEDE AYUDAR UN PROCESO DE PSICOLOGÍA PERINATAL APLICANDO MÉTODO SHEC EN EL EMBARAZO.

El bebe se desarrolla, y sobre el quinto mes comienza a percibir las emociones de la mamá a través del cordón umbilical. Si vive emociones de conexión y seguridad, la memoria celular de ese bebe quedará condicionada por emociones positivas, que influirán tanto en el proceso de parto como en el futuro emocional de ese bebe. La epigenética ya habla de ello, y cada vez más padres, que quieren vivir una paternidad con consciencia se hacen cargo de ello, y tratan de trasformar aquellas vivencias ansiosas en momentos de oportunidad para un futuro mejor, para ellos mismos y sus hijos. Es por ello que, si siempre es importante desbloquear las vivencias dolorosas pasadas y potenciar los recursos personales, en el embarazo se hace aún más crucial por la influencia que tiene en el futuro. Y aunque la imagen de una embarazada y la imagen de una madre con su bebe recién nacido parece que sugiere un momento idílico de felicidad y paz, todos sabemos que tanto las nueve lunas de espera como los meses posteriores son momentos de cambio y transición, en los que queda atrás quienes fuimos para abrirnos a ser una persona diferente, y por lo tanto llevan asociados muchos momentos de tensión, dudas y miedos.

Por ejemplo, algunas situaciones que podemos estar viviendo:

  • Dudas y conflictos ante embarazo no deseado o buscado
  • Miedos ante embarazo con complicaciones o riesgos
  • Nervios por las pruebas a las que hay que someterse con los consiguientes resultados “¿todo irá bien?”
  • Dolor y miedo al futuro por  abortos previos o duelo perinatal
  • Tensión asociada a los procesos de inseminación o in vitro, tanto personales como con la pareja.
  • Dudas personales o falta de confianza personal “¿seré capaz? ¿cómo afectará esto a la pareja? ¿realmente esto es lo que quiero?”
  • Miedo al parto, por experiencias previas negativas en otros partos, o inconscientes como pueden ser vivencias dolorosas de amigas, familiares o por el propio inconsciente colectivo.
  • Temor al postparto, tanto por vivencias anteriores dolorosas, como depresión postparto, sentimientos de soledad, emociones contradictorias, complicaciones en el bebe, incubadoras o ingresos hospitalarios….

Así pues, la mejor manera de poder vivir un embarazo y parto sin miedos y con más seguridad, donde habiten la conexión entre la madre y el bebé será primeramente limpiando todas estas angustias, y a partir de ahí potenciar las experiencias positivas y los recursos internos.

Método SHEC es una herramienta psicoterapéutica, basada en la neurociencia y la psicología, que nos ayuda a procesar e integrar emociones “atascadas”, facilitando una limpieza, de una manera fácil, y normalmente rápida, de modo que la aplicación de este Método en el embarazo contribuye a aumentar el bienestar, la paz, la seguridad y el equilibrio tanto en los padres como en el bebé.

El trabajo consta de tres fases:

Fase 1: Limpiar situaciones dolores vividas previamente, en este embarazo o en el actual.
La mama desarrolla mayor confianza y vive un embarazo y un parto más natural, más feliz, con más ilusión y alegría

Fase 2: Trabajar la conexión entre la mama y el bebé. Integración del padre.
Facilita momentos de paz antes de que se produzca el parto.

Fase 3: Trabajamos a futuro el parto y el postparto. Eliminamos miedos y ansiedades que puedan quedar, proyectando confianza y seguridad.

En palabras de Maruxa Hernando, creadora de Método SHEC en el embarazo: “Los padres que han realizado este protocolo dicen que se sentían muy seguros durante todo el proceso y que los partos eran más rápidos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *