Neurofeedback: Preguntas y respuestas - Espacio Fontanales

Neurofeedback: Preguntas y respuestas

¿Qué es el Neurofeedback?

El neurofeedback, también denominado biofeedback EEG, es una tecnología de aprendizaje que permite que una persona altere sus ondas cerebrales. Cuando la información sobre las caracteristicas de sus propias ondas cerebrales está a su alcance, esta persona puede aprender a cambiarlas. Puedes considerarlo como un condicionamiento operante de las ondas cerebrales y como un ejercicio para el cerebro. Las frecuencias a las que nuestros cerebros se activan sustentan cada pensamiento, cada sentimiento y cada comportamiento. La desregulación del cerebro es la base de los trastornos emocionales, cognitivos y conductuales. La elección de los enfoques del tratamiento apropiados para una persona concreta dependen de una evaluación profesional de los síntomas y los antecedentes. Por ello, el neurofeedback debería llevarse a cabo unicamente bajo la supervisión de un profesional bien entrenado.

¿Cual es el procedimiento? ¿Se puede pronosticar un resultado exitoso?

En primero lugar, llevamos a cabo una evaluación individualizada, realizando para ello un «mapeo» de las ondas cerebrales en diferentes puntos de la cabeza. Tras su análisis, se nos revela y confirma la sintomatología de la cual, la persona nos ha informado. Tras esta evaluación establecemos un plan de acción para entrenar y ayudar al cerebro a que encuentre un estado de regulación. Una vez iniciado el entrentamiento, y tras varias sesiones, podremos observar los cambios que se van realizando en las ondas cerebrales, cambios que la persona podrá ver reflejados en su comportamiento cotidiano. Por ello, a priori, no nos es posible pronosticar con certeza si tendrá éxito en un paciente concreto. Para ello, tenemos que comenzar a entrenar para así poder observar la plasticidad concreta del cerebro.

¿Cómo funciona el neurofeedback?

El cerebro es increíblemente adaptable o «plástico» y capaz de aprender. Puede aprender a mejorar su propio rendimiento cuando se le dan pistas –feedback– sobre qué debe cambiar. En realidad, todo el aprendizaje depende del feedback, y el cerebro es la parte de nosotros más comprometida con el aprendizaje. Al poner a disposición del cerebro esta información sobre su funcionamiento, y al pedirle que haga ciertos ajustes, puede aprender a hacerlo. Cuando el cerebro esté haciendo un buen trabajo de autorregulación, la persona se sentirá calmada, alerta y atenta.

Cada sesión desafía al practicante para que mantenga este estado de «alto rendimiento». El cerebro aprende de forma gradual -del mismo modo que aprende todo lo demás- y, con el suficiente entrenamiento, suele retener la regulación que ha adquirido.

El procedimiento es sencillo. El entrenador observa cómo está funcionando el cerebro de la persona en un momento determinado. La persona mira, sentada cómodamente, una pantalla donde ve imágenes en movimiento y/o escucha diferentes sonidos. Estas imágenes o sonidos irán cambiando (a modo de premio o refuerzo) en la medida en que el cerebro de la persona esté produciendo amplitudes y/o frecuencias de onda cerebral concretas. De este modo, la persona aprende a utilizar su cerebro de forma más eficiente.

¿Cuánto tiempo precisa el entrenamiento?

El entrenamiento EEG es un proceso de aprendizaje y, por tanto, los resultados podrán verse poco a poco con el paso del tiempo. Los indicadores de progreso, sin embargo, pueden verse habitualmente entre la sesión 10 y la 20. Lo que no podemos garantizar es que con un número concreto de sesiones el problema estará solucionado, ya que lo que buscamos es que los cambios que hemos generado se consolide, y ésto depende de las particularidades de cada cerebro. Dos personas con una misma sintomatología pueden requerir de un número de sesiones muy distintas e, incluso, de un protocolo de entrenamiento distinto.

¿Con qué frecuencia debe llevarse a cabo las sesiones del entrenamiento?

En las primeras etapas, las sesiones deberían practicarse con cierta regularidad, de forma óptima dos veces por semana. Piensa en el proceso de aprendizaje necesario para tocar el piano. Cuando cerebro comience a consolidar su nuevo aprendizaje, las sesiones pueden ser menos frecuentes. No existe el modo de anticipar cuanto sesiones necesitará una persona.

Mi medico es escéptico sobre el neurofeedback. ¿Qué debo hacer?

Es posible que tu médico no conozca este tipo concreto de bio-feedback. Debería mantener un escepticismo saludable sobre cual quier enfoque nuevo que reivindique esta clase de beneficios en los trastornos. Pidele a tu médico que examine las investigaciones recientes sobre la eficacia del neurofeedback en el tratamiento de diferentes trastornos como, por ejemplo, el trastorno por deficit de atención, el TEPT y la epilepsia.

En Español, hay más información disponible en https://sebine.org/neurofeedback/

También puedes encontrar más información de confianza (inglés) en las siguientes webs:

 

Texto tomado y adaptado de:

  • Fisher, S.F. (2017) Neurofeedback en el tratamiento del trauma del desarrollo.
  • www.sebine.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *